Energías renovables

La producción local de energía limpia y renovable es una oportunidad tanto para empresas y particulares como para las Administraciones públicas. En 2030, al menos el 32% del consumo energético de la UE deberá proceder de fuentes renovables y el ahorro –eficiencia energética– debe alcanzar el 32,5%. Además, todos los países deberán elaborar planes nacionales cada diez años. Estas medidas forman parte del paquete «Energía Limpia para todos los europeos», propuesto por la Comisión Europea en noviembre de 2016.

El sistema energético ha iniciado un proceso de transición hacia un nuevo paradigma caracterizado por la descarbonización, la descentralización de la generación, la electrificación de la economía, la participación más activa de los consumidores y un uso más sostenible de los recursos.

En España, el Real Decreto Ley 15/2018 de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, aprobado recientemente, supone una gran oportunidad ya que aumentará significativamente la demanda de instalaciones de autoconsumo y ampliará el perfil de consumidores de puntos de recarga.

En Gesteco estamos especializados en instalaciones solares fotovoltaicas de alta rentabilidad. Se trata de una energía  limpia y renovable. Es interesante recordar que España, debido a su localización, es de los Estados con más horas de luz solar de Europa. Incluso la zona cantábrica, con clima lluvioso y poco soleado, recibe más irradiación al cabo del año que la media en Alemania, líder en producción de la energía solar.

España fue inicialmente uno de los estados pioneros a nivel mundial en I+D+I en energía solar. Más tarde, la aparición de regulaciones legislativas –el llamado «impuesto al sol»– redujeron la evolución de esta tecnología. Hoy en día vuelve a ser una alternativa idónea para aumentar la autosuficiencia energética.